“Abordaje terapéutico de la autoestima: sanando la percepción de nosotros mismos” – PRANAVIDA
  
LLAMANOS AL:     (+ 56 2) 22042144
Open/Close Menu Salud, Medicina y Energia

Abordaje terapéutico de la autoestima:

Sanando la percepción de nosotros mismos

Un nivel de autoestima alto o moderado trae consigo mejores niveles de bienestar psicológico e incluso, físico. Estudios realizados en el Diplomado en Sanación Pránica demuestran cómo esta técnica puede incrementar nuestra valoración personal y, como consecuencia, nuestro optimismo, auto eficacia y adaptación.

La autoestima es un concepto ampliamente utilizado, no sólo dentro de disciplinas como la psicología, sino también por las personas en su vida cotidiana. Este concepto refiere, en su significado más fundamental, al sentido que las personas tienen de su propio valor. Quizás la definición más utilizada en la psicología es la de Rosenberg (1965), quien describe este concepto en torno a qué tan favorable o desfavorable es la actitud de las personas hacia sí mismas.

En los últimos años la autoestima se ha vuelto un concepto muy relevante, debido a la mayor conciencia colectiva sobre el bienestar personal, además de ser un factor altamente preciso a la hora de predecir una gran cantidad de conductas como el logro académico, prejuicio, ansiedad, depresión y bienestar subjetivo en general.

Si bien la autoestima se forma en la temprana infancia y se sigue moldeando durante la adolescencia, es posible cambiar patrones negativos o malas percepciones personales en personas adultas con la ayuda de métodos complementarios como la meditación Mindfulness o la Sanación Pránica.

Estudio # 1 “Efectos de la Sanación Pránica en niveles de autoestima con pacientes intervenidos con Psicoterapia Pránica” (Daniela Fernández, y Jorge Fuentes, 2016)

Durante el Primer Diplomado de Sanación Pránica, los alumnos y futuros terapeutas hicieron intervenciones a pacientes con las técnicas aprendidas en sus respectivos niveles de intervención, los cuales se enmarcaron dentro de los logros para aprobar los módulos curriculares.

El protocolo de intervención se estimó de la siguiente manera:

    • Uso y manejo de la Escala de Autoestima de Rosenberg, la cual se aplicó al iniciar y luego al término del tratamiento.
    • Intervención de 1 paciente, que aplicara para evaluar autoestima, es decir, que pudieran presentar variación en su auto percepción y con posibles variaciones en su estado de ánimo posteriormente.
    • La aplicación de 4 sesiones durante un mes, una vez por semana.
    • Cada paciente seleccionado recibió 4 sesiones de protocolo básico de psicoterapia en la aplicación de la técnica

Para evaluar los efectos de la psicoterapia pránica en la autoestima de los pacientes, se midió su nivel de autoestima antes y después de recibir la terapia a través de la escala de autoestima de Rosemberg (1965). Cada paciente recibió cuatro sesiones de psicoterapia pránica.

Resultados

Comprendiendo las dificultades de las intervenciones con personas, y debido a la selección de resultados por exactitud en la intervención, de modo que se cumplieran con los requisitos expuestos, el número final se redujo a 79 pacientes intervenidos de los cuales se pudo detallar la siguiente información.

Según la clasificación de la escala de Rosenberg, 18 pacientes presentaron inicialmente un nivel de autoestima alto (22.78%), 23 pacientes un nivel medio (29.11%) y 38 pacientes un nivel bajo (48.11%). No obstante, luego de las cuatro sesiones de psicoterapia pránica, hubo un aumento considerable en los niveles de autoestima de los pacientes, donde 55 reportaron altos niveles de autoestima (66.62%), 17 un nivel medio (21.52%) y 7 un nivel bajo (8.86%).

Estudio # 2 Efectos de la práctica de Psicoterapia pránica en pacientes con psicopatología aparente. (Daniela Fernández y Jorge Fuentes)

En una segunda investigación sobre la intervención con la técnica general de Psicoterapia Pránica, se pretendió evaluar a pacientes que presentaban motivos de consulta de tipo de psicológico para determinar los efectos de la técnica en un determinado grupo de pacientes.

El protocolo de intervención se estimó de la siguiente manera:

    • Uso y manejo de la Escala de Goldberg GHQ-12, el cual busca presencia de algún tipo de psicopatología.
    • Intervención de 1 paciente, que aplicara para evaluar la presencia de síntomas o patología a nivel psicológico.
    • La aplicación de 4 sesiones durante un mes, una vez por semana.
    • Cada paciente seleccionado recibió 4 sesiones de protocolo básico de psicoterapia en la aplicación de la técnica.

El Cuestionario de Salud General de Goldberg (General Health Questionaire, GHQ) es un instrumento psicométrico que evalúa el grado de salud general de los pacientes e identifica la intensidad de patología psiquiátrica menor. Por lo tanto, más allá de la salud en general mide la salud mental y sus ejes principales: depresión, ansiedad, inadecuación social e hipocondría. Este cuestionario ha tenido diversas adaptaciones del modelo inicial que consistía en 60 preguntas quedo un último modelo de 12 ítems generando los mismos resultados, en Chile la versión Goldberg GHQ-12, fue ya validada.

Resultados

De lo anterior surgió el siguiente panorama: Un total de 79 personas recibieron las sanciones aplicadas por los alumnos del diplomado. De ellos 26 pacientes presentaban ausencia de psicopatología en un comienzo (32.91%), 11 pacientes con sospecha de psicopatología (13.92%) y 42 presencia de algún tipo de psicopatología (53.16%), antes de las sesiones de Psicoterapia Pránica.

Al término de las cuatro sesiones según indicado en el protocolo, se volvió a entrevistar a los pacientes y realizando nuevamente la medición se observaron los siguientes resultados. De la totalidad de pacientes (76 pacientes, 96.2%) mostró ausencia de psicopatología, mientras que sólo 2 pacientes mostraron sospecha y sólo 1 paciente reportó alteración de la salud mental según la escala de Goldberg GHQ.

Luego de vivenciar el impacto de la Psicoterapia Pránica en el nivel de autoestima de las personas, es especialmente relevante considerar sus efectos positivos. Si bien existe evidencia de los efectos positivos, quizás un desafío importante para el futuro es lograr comprender a través de qué mecanismos específicos se produce este efecto, de manera de poder especificar con mayor precisión intervenciones que puedan apuntar directamente a este propósito, pues la mayoría de los pacientes tienen motivos de consulta que no son necesariamente relacionados con su autoestima. Esto es especialmente relevante en países como Chile, donde existe un alto porcentaje de personas con baja autoestima (cerca de un 30% según un estudio realizado por el Centro de Estudios de Opinión Ciudadana), lo que se ve incrementado en personas que viven en la capital (un 5% más que en regiones).