Investigación sobre Pranic Healing y dolor musculoesquelético crónico

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (International Association for the Study of Pain, IASP) define al dolor musculoesquelético como “una consecuencia conocida del esfuerzo repetitivo, el uso excesivo y los trastornos musculoesqueléticos relacionados al trabajo”. El dolor se ubica en los huesos, articulaciones, músculos o estructuras circundantes. Un ejemplo común de este tipo de trastorno es el dolor en la parte baja de la espalda. También lo es la tendinitis y la tendinosis.

En India se realizó un estudio con 50 pacientes que sufrían de dolor musculoesquelético crónico continuo, con más de 6 meses de duración. El estudio consistía en tener dos grupos (A y B) de 25 pacientes cada uno, los cuales serían sometidos – con los ojos vendados – a una sesión diaria de 25 minutos de Pranic Healing durante 2 días.

Sin embargo, solo una sesión sería de Pranic Healing real, mientras que la otra sería una especie de “sesión placebo”, donde los terapeutas fingieron sanar. A los pacientes, obviamente, no se les comunicó esto último para que no sea una variable a relativizar durante el estudio.

El grupo A tuvo durante el primer día la “sesión placebo” y el segundo día la sesión de Pranic Healing real, mientras que con el grupo B fue de manera inversa.

Los pacientes seleccionados sufrían de diferentes dolores: cefalea tensional crónica, lumbago, dolor de rodilla (osteoartritis), hombro congelado, espondilitis cervical, artralgia en articulaciones múltiples y dolor muscular generalizado.

Se midió la mejoría a través de 3 instrumentos:

1) Escala analógica de dolor (EAD): escala de 0 a 10, donde 0 es “dolor nulo”, mientras que 10 es “dolor imposible de imaginar”. En hojas blancas, los pacientes marcaron con un punto qué tanto dolor sentían antes y después de cada sesión.

2) Medidas fisiológicas: se registró la frecuencia cardiaca, la frecuencia respiratoria, la conductancia galvánica de la piel (para medir variaciones en las características eléctricas de la piel) y la pletismografía con los dedos (para medir cambios de presión y volumen) antes y después de cada sesión.

3) Presión arterial: esto se midió con un esfigmomanómetro de mercurio.

Para ambas sesiones – para ambos grupos – se mantuvieron las condiciones: ojos vendados y el mismo terapeuta. Éste, el día del placebo, realizó movimientos parecidos a los de Pranic Healing (Sanación Pránica) por los mismos 25 minutos, pero sin influir en el cuerpo energético ni en los centros de energía de la persona.

Los resultados de esta investigación arrojaron que en ambos grupos cuando se les realizó la sesión “placebo” no hubo cambios significativos en la EAD. Mientras que cuando se les aplicó realmente Pranic Healing (Sanación Pránica), existió una reducción significativa en la EAD, disminuyendo de un 6,1 a un 2,9 en promedio.

Investigación: “Un estudio aleatorio para evaluar el efecto de la Sanación Pránica en el dolor Musculoesquelético Crónico” – (Traducción propia, título original: “A Randomized Study to Assess Effect of Pranic Healing in Chronic Musculoskeletal Pain”).  Investigación completa (en inglés) acá: https://pranavida.cl/investigaciones/2.pdf.

Inscríbete al Diplomado en Pranic Healing (Sanación Pránica), Bienestar, Salud y Deporte acá

 

error: Content is protected !!