Whatsapp +56961106977
Open/Close Menu Salud, Medicina y Energia

Durante este año, en PRANAVIDA nos hemos enfocado en crear instancias para enseñar y demostrar lo beneficiosa que es Pranic Healing (Sanación Pránica) en el ámbito deportivo. En agosto de este año, realizaremos el primer Diplomado en Pranic Healing (Sanación Pránica), Bienestar, Salud y Deporte, el cual tendrá la participación de Orlando Caicedo (máximo referente mundial de la técnica ligada a la actividad física) terapeuta pránico multi campeón en conjunto con Reinaldo Rueda y que actualmente forma parte del Staff de la Selección Chilena de Fútbol Masculino.

A partir de este enfoque al ámbito deportivo, hemos realizado jornadas de Sanación Pránica Deportiva a deportistas tanto aficionados como profesionales que tuvieron una dolencia o lesión, las cuales dejaron a todos sorprendidos y contentos por los resultados.

Diego Fuentes, psicólogo de 28 años, practica fútbol, padel y utiliza la bicicleta como medio de transporte. A pesar de haber escuchado sobre la Sanación Pránica durante su magíster, nunca antes la había experimentado. Llegó a PRANAVIDA con 3 dolencias: dolor en las rodillas; una tendinitis en la mano izquierda; y varias heridas en las manos, debido al roce y la transpiración. Los resultados fueron muy positivos:

“El principal resultado y como más llamativo es el de la mano izquierda, el de la tendinitis. Yo, por lo general, sufro de tendinitis en ambas muñecas. Y veces anteriores, siempre me había tenido que someter a periodos largos de kinesiología, de fortalecimiento muscular, etc., y esta vez fue muy rápido. Al cabo de unos 3 o 4 días, ya había desaparecido el dolor y la inflamación. Y la mano recuperó su fortaleza y todo”.

Con respecto a las otras dolencias, el dolor de las rodillas bajó notablemente. Y las heridas de las manos, se han ido sanando, recuperando el equilibrio inicial del cuerpo.

Pese a que cuando recién conoció el concepto de Sanación Pránica, era escéptico, con el paso del tiempo comenzó a creer en los resultados y al participar de esta instancia, quedó completamente convencido de la efectividad de esta terapia. Tanto así, que la recomienda en gran medida y pone énfasis en que la diferencia entre la medicina y la Sanación Pránica es la disposición con la que uno la recibe:

“A diferencia de otros métodos de sanación, ya sea la kinesiología, el uso de medicamentos y todo eso, la disposición que uno tiene para la Sanación Pránica es distinta. Creo que es muy útil y complementa mucho la vida en general. Si tengo una lesión que puede ser crónica, o muy compleja de tratar, muchas veces uno la trata con un kinesiólogo, con un traumatólogo, pero al agregar la Sanación Pránica o partir desde la Sanación Pránica puede ser siempre un buen complemento para lo más tradicional”.

Fernanda Araya es una futbolista profesional. Actualmente, juega en el Club Universidad de Chile y ha participado en la Selección Nacional de Fútbol Femenino. Se interesó en la terapia al ser contactada por redes sociales y lo que vivió durante las dos sesiones que se hicieron con 28 días de diferencia, hace que Fernanda recomiende la terapia a todos sus cercanos.

“Llegué a Sanación Pránica por mucho Cansancio o debilitamiento general. Además, tuve una rotura de ligamento en la rodilla y por lo mismo, tenía algunas molestias en la zona. Durante la sesión, sentía cómo la energía trabajaba en mi sistema. Al otro día al entrenar, nunca me había sentido tan completa, fue muy distinto a los otros entrenamientos. Sentía que la rodilla era parte de mi cuerpo nuevamente. Estaba mucho más segura”

Fernanda es otra de las deportistas que quiere seguir con la terapia por mucho tiempo, ve en ella una herramienta muy funcional para el deporte que practica:

“La Sanación Pránica te deja con una tranquilidad y una capacidad mental y física súper apta para desarrollar tu deporte. La energía la logras llevar al deporte que practicas, en el futbol como es mi caso. Es totalmente recomendable”

 

Ámbar Mora es una joven estudiante de último año de odontología, que se acercó a la Sanación Pránica por primera vez. Ella realiza pole sport y llegó con una lesión en el bíceps y una fascitis plantar en el pie derecho (inflamación del tejido que une el talón con los dedos del pie). Se le realizaron 2 terapias con 21 días de diferencia entre una y otra. Al término de las terapias, afirma que lo que vivió la dejó fascinada:

“Llegué con un dolor de intensidad 5 de 10 en el Bíceps y un dolor de intensidad 8 de 10 por la  fascitis y claramente se notó un cambio entre una sesión y otra. Complementé la terapia con métodos más convencionales como una plantilla para la fascitis y bandas kinésicas para el bíceps.  De hecho, a la segunda sesión ya no estaba lesionada.”

Además, Ámbar plantea que la terapia fue más allá de las lesiones que la llevaron a sanarse:

“Me encantó. Encuentro que va mucho más allá del tema deportivo. Siento que también me ayudó en mi vida personal, sumado a las dolencias deportivas”.

Y eso no quedó sólo ahí, sino que también ya la ha recomendado a más personas y tiene la intención de seguir explorando la Sanación Pránica, a través de los cursos que PRANAVIDA ofrece.

Ronald Gotschlich tiene 29 años y practica básquetbol entre 3 y 4 veces por semana. De la misma forma en que fueron convocados todos los participantes, Ronald decide ir a probar suerte. No conocía la Sanación Pránica, por lo que su primera impresión fue de extrañeza, debido al método que utiliza. Recientemente tubo una fractura en uno de sus dedos, por lo que complementó la sesión con kinesiología y algunos medicamentos, entre ellos, paracetamol.

“Como complemento, la terapia sirvió, porque estoy con hernia y otras cosas por el estilo, pero a modo completo, me sentí mucho mejor la semana después”.

Aunque el proceso completo que requiere una fractura tiene una duración de más de 4 sesiones, con sólo una, Ronald notó un cambio y recomendaría la Sanación Pránica al 100%.

Jocelyn Wilden es una profesora de educación física, de fitness grupal y personal trainer. Prefiere los métodos alternativos y complementarios, por lo que la idea del trabajo energético que propone la Sanación Pránica fue lo que más la motivó a asistir a una sesión.

Tenía muy claro los dolores que sentía en su cuerpo. El desgaste físico que tenía debido a su trayectoria, como deportista y por su trabajo, era muy grande. Sentía mucha carga en diferentes zonas musculares como las piernas y, además, tenía lesiones osteomusculares tanto en el hombro como en zonas escapulares.

Pero la molestia más notoria se ubicaba en la zona de su hombro derecho, escápula y tríceps, alcanzando su brazo y hombro. Nunca le dijo al terapeuta específicamente el lugar en el que se ubicaba su dolencia, pero él supo y trabajó sobre él:

“Y él logró identificarlo, sentí cómo trabajó conmigo, sentí cómo trabajaba en mi cabeza, en diferentes zonas, hasta en zonas mandibulares, como si se fuese moviendo algo, como unas corrientes. Sentí trabajo energético en el lado opuesto a mi lesión, en el brazo contrario. Fue algo súper completo. Pero el foco que sentí fue en mi lesión del brazo derecho y hombro. Fue increíble. Terminó la sesión y, efectivamente, yo quedé un poco en shock, porque nunca había sentido ni había ido a una terapia de ese estilo”.

Jocelyn describió su molestia como un dolor sumamente intenso, casi como si se fuera a “quebrar” la zona, lo que le perjudicaba su diario vivir y en mayor medida, sus entrenamientos. Cuando terminó la sesión, mejoró cerca de un 50-60%, pudiendo así volver a realizar ejercicios que antes no podía. A pesar de que aún le queda un poco de dolor, no tiene comparación con lo que en un principio experimentaba.

Ante los positivos resultados, Jocelyn tiene muchas ganas de volver a experimentar la Sanación Pránica y de tomarla como un complemento de vida:

“Estoy esperando volver. Porque sé que es una terapia que voy a tener que tomar conmigo y añadirla a mi vida. Porque al final es mi trabajo es mi pasión y es a lo que me dedico, es mi vocación. Así que quedé súper contenta. Es un trabajo 100% recomendable y me fidelizo completamente a la técnica que aplicaron en mí, la Sanación Pránica”.

La Sanación Pránica es una terapia muy efectiva no solo en el ámbito deportivo al ayudar en la recuperación de lesiones, sino que también en el bienestar y salud de todo tipo de personas. Al utilizarla como complemento a la medicina ortodoxa, los resultados serán aún más rápidos y duraderos.

Descubre cómo combatir tú mismo todo tipo de dolencias con Pranic Healing (Sanación Pránica), revolucionaria, rápida y efectiva técnica complementaria con evidencia científica presente en más de 120 países del planeta, en este Programa dictado por Orlando Caicedo, como mencionamos anteriormente, el máximo referente mundial de la terapia.

Inscríbete ahora al Diplomado en Pranic Healing (Sanación pránica), Bienestar, Salud y Deporte ver más…