fbpx
  
Whatsapp +56961106977
Open/Close Menu Salud, Medicina y Energia

 

Al imaginar una clase de yoga, generalmente se piensa en grupos de personas ejercitando posturas corporales poco convencionales sobre un mat. Sin embargo, hay formas de obtener los beneficios espirituales y meditativos que ofrece este método usando únicamente la mente. De eso se trata el Raja Yoga, también conocido como yoga mental

Al imaginar una clase de yoga, generalmente se piensa en grupos de personas ejercitando posturas corporales poco convencionales sobre un mat. Sin embargo, hay formas de obtener los beneficios espirituales y meditativos que ofrece este método usando únicamente la mente. De eso se trata el Raja Yoga, también conocido como yoga mental

Meditar es un viaje hacia lo más profundo del ser y una herramienta que ayuda a conectarse con uno mismo o con los demás, a calmarse o activarse. No hay un tipo de meditación mejor que otro. Jorge Fuentes, psicólogo y director del centro PranaVida, explica que las distintas meditaciones recogen tradiciones espirituales diversas, desde el budismo y el hinduismo hasta el cristianismo y la cábala. Del mismo modo, el universo del yoga es diverso y existen varias formas de práctica que son solamente mentales o espirituales, las que incorporan la meditación desde una mirada vinculada con la tradición budista e hinduista. El Raja Yoga es una de ellas. Si bien abarca tanto el cuerpo como la mente, pone el énfasis en el desarrollo mental y espiritual del practicante, lo que hace que esta rama de yoga sea conocida como el “yoga mental”.

Es una de las más antiguas de esta disciplina. Hay pocos maestros de Ma Yoga en Latinoamérica, por lo que se sabe poco de esta práctica. Recientemente, la Editorial Zig-Zag lanzó Raja Yoga, una traducción de las enseñanzas del pensador, místico y religioso indio Swami Vivekananda. El primero y más famoso de los líderes espirituales indios nacidos después del siglo XIX, se dedicó a expandir por occidente esta forma de yoga que se focaliza en el trabajo interior, a través del método Raja. En Chile no hay centros especializados; el más cercano está en Argentina. Desde Buenos Aires, el Swami Purnabodhananda, vicepresidente de Ramakrishna Ashrama, hogar espiritual que fundó Vivekananda en Buenos Aires, aclara: —Lo importante es entender que lo esencial del yoga es que busca mejorar la vida.

El Raja Yoga, en particular, busca crear una forma de vida. El Raja Yoga propone que mediante la meditación consciente y controlada se puede alcanzar la purificación del subconsciente, la intensificación de la conciencia y, con ambos, la armonía. Según sus enseñanzas, tanto el cuerpo como la mente deben entenderse como meros instrumentos susceptibles de ser controlados. Cuando los deseos de la mente y el cuerpo dominan el pensamiento, se rompe la armonía natural y nace el sufrimiento para el ser humano. Por eso, el Raja Yoga o yoga mental tiene como objetivo trabajar las cualidades de la confianza y una mayor conciencia, a partir de la meditación yóguica.

La disciplina se basa en la idea de que el universo está creado únicamente por un mundo mental. Cuando la energía que genera el pensamiento de cada persona se logra calmar, se alcanza un estado absoluto de armonía personal. La idea es generar un proceso espiritual de autoconocimiento a través del poder de la meditación, k que debe ser guiada por un maestro o a través de documentos. La finalidad es alcanzar la purificación del subconsciente, la intensificación de la conciencia y la armonía, gracias al control de la concentración. El método reside en la idea de que se deben anular l’al. deseos y pensamientos superficiales.

Cuando estos pensamientos desaparecen mediante la meditación, la mente se vuelve serena y tranquila y así se logra disfrutar de la “la paz y la dicha”. Según Vivekananda, la felicidad reside en alcanzar el control de la energía de los pensamientos, no a través de la satisfacción de los deseos. —Al igual que puedes ver claramente el fondo de un lago cuando se calman las ondas de la superficie, así puedes conocer tu ser real cuando los deseos que agitan la mente se calman —dice Vivekananda en Raja Yoga. El Raja Yoga se puede realizar en cualquier lugar y en cualquier momento; incluso se puede hacer con los ojos abiertos, por lo que es un modo versátil, sencillo y fácil de lograr un mayor conocimiento interior.

Fuente: Artículo publicado en Revista YA del Mercurio
Fuente:  Economia y Negocios