Whatsapp +56961106977
Open/Close Menu Salud, Medicina y Energia

Vive una vida sin estrés

 

El estrés es considerado como cualquier factor físico o emocional que causa malestar corporal o mental. Los factores físicos incluyen trauma, infecciones, toxinas, enfermedades y lesiones de cualquier tipo.

 

Las causas emocionales son numerosas y variadas. Mientras muchas personas asocian “estrés” con estrés psicológico, científicos y médicos usan el término para denotar cualquier fuerza que perjudica la estabilidad y el balance de las funciones corporales.

 

El estrés es la causa primaria de enfermedades cardíacas, úlceras, presión sanguínea alta y enfermedades psicológicas. El estrés en el trabajo contribuye aún más al ausentismo, bajo rendimiento, disminución de la capacidad de resolver problemas, aumento del número de accidentes y casos de adicción. Es por esto que es muy importante reducir el estrés.

 

Sin embargo, no todos los tipos de estrés son desfavorables. Un leve grado de estrés puede ser beneficioso, especialmente cuando se lleva a cabo un proyecto donde aumentará la concentración, la fuerza, la resistencia y el estado de alerta.

 

Sólo cuando el estrés es abrumador o se maneja mal, aparecen sus efectos negativos. Un importante objetivo para aquellos que estén bajo estrés es la gestión de las tensiones de la vida. Es imposible eliminar completamente el estrés y no sería aconsejable hacerlo. En cambio, uno puede aprender a controlar el estrés para que haya control sobre la salud física y mental.

 

Los eventos que provocan estrés son a menudo llamados estresores que cubren una amplia gama de situaciones, desde un simple examen escolar hasta proyectos comerciales difíciles.

 

Físicamente, en respuesta a las situaciones estresantes, el sistema nerviosa se activa. El hipotálamo señala a las glándulas suprarrenales que en respuesta producirán más hormonas de adrenalina y de cortisol, liberándolas a la sangre. El resultado será un irregular y rápido latido de corazón, ciclos de respiración superficiales y rápidos, aumento de la presión sanguínea y del metabolismo. Esto preparará a la persona para reaccionar de forma rápida y más efectiva y mejorará el rendimiento. Sin embargo, a largo plazo, el estrés creará varias dolencias físicas y psicológicas.

 

Energéticamente, el estrés activa el Chakra del Plexo Solar, el que se localiza en el área hueca entre las costillas. La activación del Chakra del Plexo Solar puede aumentar el coraje, la audacia, la perseverancia y la fuerza. Sin embargo, su activación excesiva a largo plazo afecta el funcionamiento del sistema gastrointestinal y del Chakra Corazón, lo que puede provocar dolencias cardíacas, o también puede afecta el Chakra Meng Mein, lo que puede causar presión arterial alta; también puede causar artritis, enfermedades al riñón e incluso depresión.

 

Hay varias maneras que pueden ayudar a controlar el estrés.

 

1.- Hacer una respiración profunda abdominal

 

El estrés cambia el patrón de respiración a ciclos tensos, superficiales y rápidos; mientras que la manera natural de respirar es una respiración profunda abdominal, que también tiene efectos calmantes. Por lo tanto tú puedes reducir el estrés al volver al patrón de respiración profunda, respiración abdominal relajante. También es aconsejable prestar atención a las fosas nasales y al aire que pasa por ellas mientras se inhala y exhala para calmar aún más la mente.

 

Maestro Choa Kok Sui enseña en su libro «Milagros a través de la sanación pránica», que la respiración abdominal profunda permitirá al cuerpo absorber una gran cantidad de energía vital o Prana, que energizará todo el cuerpo.

 

  1. Comienza a cuestionarte

 

El estrés es básicamente un impulso emocional y estimula al cuerpo emocional; por lo tanto, una de las formas más rápidas de controlar el estrés es elevar la conciencia al cuerpo mental. El cuerpo mental es el medio del pensamiento, y es un nivel más alto que el cuerpo emocional; así que cualquier disturbio emocional puede controlarse haciendo que el cuerpo mental funcione. Esto puede suceder a través del pensamiento.

 

Así que comienza a cuestionarte. Házte preguntas como: ¿Por qué estoy bajo estrés? ¿Es necesario estar estrado o estoy sobrereaccionando? ¿Cuál es la intensidad de mi problema? ¿Cuáles son las formas de controlar la situación? ¿Quién puede ayudarme a superar mi problema?

 

Mientras te haces cada pregunta, piensa cuidadosamente las respuestas. Antes de que lo notes, tu estrés se reduce en gran medida.

 

  1. Recuerda un momento feliz o comparte algo de amor

Como se dijo antes, el estrés se aloja en el Chakra del Plexo Solar. Este chakra es el centro de las emociones bajas tanto positivas como negativas; el Chakra del Corazón, por otro lado, es el centro de las emociones altas como la misericordia y la compasión. De hecho, el Chakra del Plexo Solar y el Chakra del Corazón son el segundo par de opuestos complementarios, como se explica en el libro “La esencia espiritual del hombre” de Master Choa Kok Sui. Esto significa que el Chakra del Plexo Solar puede ser regulado a través de la activación del Chakra del Corazón. Es decir, que para reducir el estrés, el Chakra del Plexo Solar se debe inhibir y esto puede suceder con la activación del Chakra del Corazón.

 

El Chakra del Corazón puede ser activado a través del recuerdo de un momento feliz. Ocupa unos pocos minutos, cierra tus ojos y recuerda algunos momentos en el pasado que te hicieron feliz. Sonríe.

 

Si la visualización es una tarea difícil para ti, comparte un poco de amor con las personas que te rodean. Dale un inesperado abrazo a alguien, felicita a alguien, juega con tus mascotas, llama a un amigo o, incluso, puedes leer una historia divertida. Estas actividades activarán suficientemente tu Chakra del Corazón y como resultado, reduce el estrés.

 

  1. Escucha música tranquila y relajante

La música suave y relajante tiene un efecto calmante en el cuerpo emocional. Hoy en día la música relajante es usada por musicoterapeutas para mejorar un gran número de problemas relacionados con la salud.

 

Como un fuerte ruido repentino puede causar irritación o un alto nivel de alerta, la música suave y lenta ralentiza la frecuencia cardíaca y crea un efecto calmante. Por lo tanto, este tipo de música puede ser usado para inducir un sentimiento de relajo y ayuda a liberar la mente del estrés.

 

Es recomendado por los musicoterapeutas hacer a la música como parte de la vida, como escuchar música suave mientras comen o incluso en la mañana antes de comenzar su trabajo diario.

 

  1. Reza o medita

Simplemente rezando, tú permites que mucha energía divina entre en tu sistema desde el Chakra de la Corona lo que ayuda a controlar los pensamientos y emociones no regulados. También cambia tu conciencia a vibraciones más elevadas donde el estrés no es más perceptible. La meditación es otra manera simple de manejar el estrés. Intenta meditar diariamente por unos 20 minutos, especialmente si estás bajo estrés.

 

Hay muchos tipos de meditación, diseñados para diferentes propósitos desde simples técnicas de concentración hasta el despertar de la energía Kundalini, etc. Una de las técnicas de meditación más simple pero poderosa de las enseñadas por Master Choa Kok Sui es la Meditación en Corazones Gemelos que tiene como objetivo alcanzar la conciencia cósmica o la iluminación, así como la paz.

 

La práctica de la Meditación en Corazones Gemelos activa los Chakras del Corazón y de la Corona y como resultado crea una sensación de paz, tranquilidad y felicidad. Además, aumenta la intuición. Si no sabes cómo meditar o rezar, no hagas nada. Toma un par de minutos de tu día, abre la ventana, deja que entre aire fresco, toma asiento o recuéstate y toma un descanso de tu vida. Dale tiempo a tu mente para relajarte y sólo déjalo ir.

 

  1. Utiliza técnicas de autosanación

 

En casos de estrés, el Chakra del Plexo Solar se vuelve errático y se llena de energía tensa o de estrés, según Master Choa Kok Sui. Los chakras de la Corona y Ajna son también afectadas parcialmente.

 

Si conoces alguna técnica de autocuración como Sanación Pránica, es recomendable limpiar la energía del estrés del Chakra del Plexo Solar e inhibir la sobre activación del Chakra del Plexo Solar. Limpia y activa el Chakra del Corazón para reducir aún más el estrés.

 

Los chakras Ajna, de la Corona, de la Garganta y el Básico también deben ser tratados. Pasar entre 10 y 15 minutos de autocuración reducirá enormemente el estrés y creará una sensación de paz.

 

  1. No dejes que la energía del estrés se acumule, toma una ducha de agua salada

 

La energía del estrés puede acumularse si no se trata inmediatamente, lo que a largo plazo lleva a varias enfermedades físicas y psicológicas como enfermedades cardíacas, presión arterial alta e incluso adicciones.

 

Tomar una ducha de agua salada de forma regular es una de las formas simples de limpiar la energía del estrés del sistema. Limpia el cuerpo energético y gradualmente fortalece tu cuerpo y tu sistema de defensa. Aunque este tratamiento luce simple, es bastante eficaz. “Después de limpiar el cuerpo con jabón y agua, frota el cuerpo entero suavemente con sal fina. Luego lávalo después de uno o dos minutos” (Master Choa Kok Sui, 2006, p. 227)

 

  1. Evitar estar con personas estresantes y en ambientes estresantes

 

La energía de las personas con las que interactuamos y los lugares que visitamos básicamente pueden afectarnos en cierto grado. A veces, estar en un ambiente estresante en sí mismo puede hacerte sentir tenso. Por lo tanto, es aconsejable evitar estar con personas negativas y en entornos estresantes ya que su campo de energía puede contaminarse.

 

Si ciertas actividades también aumentan tu estrés, como escuchar las noticias de la tarde, ver películas de horror o escuchar chismes, aprende a minimizar tu participación en tales actividades.

 

Sin embargo, si la situación es inevitable, simplemente cruzando los brazos frente a tu pecho puede protegerte de las influencias negativas del medio ambiente hasta cierto punto.

 

  1. Haga una lista con sus tareas, priorícelas

A menudo nos estresamos porque pensamos que tenemos mucho trabajo por hacer y nos sentimos abrumados. Así que escriba sus tareas y priorizarlas te puede ayudar a ver una imagen más grande y administrar tu tiempo de manera más efectiva.

 

De hecho, ser organizado puede ayudarte a dividir las responsabilidades en tareas manejables.

 

Si hay algunas tareas en las que puedes tener ayuda de otros, sólo pregunta. No necesitas hacer todo por tu cuenta. Recuerda, está bien pedir ayuda.

 

  1. Aprende a perdonar

 

No esperes demasiado de ti mismo ni de otros. Acepta el hecho de que todos somos seres humanos y todos cometemos errores, los errores son parte de la evolución, y nadie es perfecto. Así que libera la ira y el resentimiento hacia otras personas y, lo que es más importante, hacia nosotros. La culpa agrega dolor al estrés.

 

Aprende a perdonar y libérate de las energías negativas.

 

  1. Salir a la naturaleza de forma regular

Estar en la naturaleza tiene un efecto similar al de escuchar música tranquila y relajante; básicamente calma las emociones. Nos puede ayudar a acceder a un sentido del yo que es alentador y, en realidad, promueve la felicidad interna que todos buscamos.

 

Simplemente mirar la naturaleza y sus colores vibrantes puede ser curativo. Basado en varios estudios, mirar la naturaleza puede mejorar las condiciones de pacientes del hospital. Los beneficios incluyen menos estrés, baja presión sanguínea, menos dolores de cabeza y una mejora en la salud.

 

  1. Ejercicio

 

Ejercicio físico, especialmente yoga Hatha, juega un rol importante en reducir el estrés relajando los músculos tensos y liberando endorfinas, adrenalina y químicos que te dan una sensación de bienestar.

 

Por lo tanto, dedica al menos 20 minutos de ejercicio físico a diario.

 

  1. Duerme lo suficiente

 

Dormir es una forma simple de energizar y refrescar la mente. Dormir lo suficiente ayuda a alimentar tu mente y cuerpo.

 

Cuando tu mente está cansada, tu rendimiento puede disminuir a un nivel sustancial que se suma al estrés. Así que duerme lo suficiente.

 

  1. Cuida tu dieta

 

Si tu cuerpo está sano y bien alimentado, tu capacidad para sobrellevar el estrés aumentará. Así que es muy importante cuidar tu dieta.

 

Comienza el día con un desayuno saludable. Mantendrá tu energía durante todo el día.

 

Evite el consumo excesivo de cafeína y azúcar.

 

Bebe suficiente agua. Si tu cuerpo está deshidratado, dará origen a dolores de cabeza lo que se suman al estrés.

 

En la medida de lo posible, evite alcohol, cigarrillos y drogas. Aunque puede parecer que las primeras opciones proporcionen un alivio temporal para liberar el estrés, a largo plazo sólo empeorarán la situación al contaminar aún más el Chakra del Plexo Solar, así como el hígado, pulmones y órganos internos.

 

  1. Aprende a decir NO
“Sólo di no”

Pone atención a tus límites. No puedes hacer todo lo que te piden. Tú siempre tienes la opción de decir NO.

 

En tu vida familiar, así como en tu vida profesional, niégate a aceptar tareas y responsabilidades más allá de tus capacidades. Tomar más responsabilidades de lo que podemos manejar, normalmente causa estrés.

 

Si piensas que no puedes manejar una tarea o responsabilidad, simplemente no lo prometas. Aprende a decir que NO.

 

Este artículo es una traducción autorizada por pranaworld.net. El original que puedes encontrar en  http://www.pranaworld.net/magazine/