Pranic Healing (Sanación Pránica): terapia energética a nivel mundial

Presente en más de ciento veinte países en todos los continentes, Pranic Healing  (Sanación Pranica) entrena cada año a miles de terapeutas en el mundo, los que día a día obtienen magníficos y rápidos resultados en la salud de sus propias vidas, la de sus seres queridos y la de sus pacientes.

El fundador de Pranic Healing en el mundo es Master Choa Kok Sui, autor del best seller “Miracles Through Pranic Healing”, traducido a más de veinte idiomas y que ha sido texto de lectura obligada de millones de personas, que se han interesado en la terapia a través del uso de energía.

Master Choa Kok Sui cuenta con cientos de miles de seguidores de Sanación Pránica y Arhatic Yoga en el mundo, que lo reconocen como un verdadero gurú espiritual.

El Institute for inner Studies Inc, supervisa en el mundo entero que Pranic Healing sea enseñada adecuadamente y con la pureza técnica y espiritual necesaria.

Si tratamos de responder la incógnita del éxito de Pranic Healing en el mundo, podríamos decir que se debe básicamente a que:

  • Es una técnica fácil de aprender: en un entrenamiento de fin de semana, todos pueden acceder a sus beneficios
  • Todos los conocimientos son sustentados con la práctica y se obtienen resultados inmediatos: desde el curso básico, todos los alumnos observan asombrados los efectos de la terapia en ellos mismos y en sus compañeros
  • Es efectiva en producir resultados duraderos, profundos y permanentes: dependiendo del tipo y gravedad de la enfermedad, se observan resultados inmediatos o en pocas sesiones, y colabora muy eficazmente en mejorar la calidad de vida en patologías crónicas y graves, en las que un tratamiento regular se hace indispensable para el mantenimiento del bienestar permanente
  • No presenta ningún tipo de contra indicación: se puede complementar con cualquier otro tipo de tratamiento, ya sea médico o de otra naturaleza, ya que comparte el abordaje holístico de las enfermedades.

¿En qué consiste?

Pranic Healing se basa en algunos principios básicos. Por un lado, el cuerpo físico está sustentado y vitalizado por un cuerpo aún más sutil, llamado cuerpo etérico, energético o aura.

Dicho cuerpo, cumple la función de alimentar al cuerpo físico con prana o energía. La enfermedad se manifiesta en el cuerpo etérico, antes que en el cuerpo físico. Es en dicho nivel que intervenimos al realizar una sanación. Lo que hacemos básicamente, es extraer energía pránica enferma y entregar energía pránica saludable, haciendo uso de los chakras de nuestras manos.

Lo anterior, facilita que el propio cuerpo físico se autorrecupere, reestableciendo el equilibrio perdido.

¿Qué se puede sanar?

Prácticamente todas las enfermedades pueden ser abordadas con este sistema de sanación, ya que tanto las patologías físicas como psicológicas, se sustentan en una anatomía sutil que puede ser intervenida.

Se observan resultados espectaculares en: colon irritable, estreñimiento, artritis, artrosis, reumatismo y agotamiento crónico. Y en distintas patologías de orden psicológico, tales como: depresiones, estrés, crisis de pánico, ansiedad e insomnio. A su vez, en diversos hospitales se usa en tratamientos complementarios de patologías más complejas. Tal es el caso del Albani Hospital en Australia o el Nizam Institute Of Medical Sciences en India.

En Chile, desde el 2013, forma parte del Departamento de Medicinas Complementarias del Hospital San Borja Arriaran, como policlínico de Sanación Pránica.

¿Cómo se aprende?

En Chile, un terapeuta reconocido por The World Pranic Healing Foundation, debe haber cursado varios entrenamientos y haber presentado un portafolio de casos supervisados desde Filipinas, lo que entrega al terapeuta o sanador una certificación de reconocimiento internacional.

Dichos entrenamientos deben estar autorizados por The Institue for Inner Studies Inc, of Manila y los niveles son los siguientes:

¿Hay resultados sobre su efectividad?

Existen diversas investigaciones que comprueban la efectividad de esta terapia. Como por ejemplo, en el 1° Diplomado en Pranic Healing realizado por PRANAVIDA en el Hospital San Borja, se realizó un estudio con 722 personas encuestadas que asistieron con dolores tanto físicos como psicológicos.

Antes y después de la terapia de Pranic Healing, se les aplicó una escala del dolor dividida en intervalos de 0 – 3, 4 – 6 y 7 – 10, donde 0 era dolor nulo y 10, un dolor insoportable. El 43,13% de los pacientes llegaron con un dolor de 7 – 10, afirmó que luego de la terapia de Sanación Pránica su dolor disminuyó al intervalo de 0 – 3. Para leer la investigación completa ingresa acá

¿Quiénes estudian Pranic Healing?

Los alumnos que llegan a Pranic Healing, provienen de las más diversas vertientes. Gran cantidad de profesionales de la salud, son convocados en cada entrenamiento.

El hecho que esté presente en hospitales públicos y privados en Estados Unidos, Australia, Colombia, Venezuela, Ecuador e India (por nombrar algunos), hace que esta técnica ejerza una gran atracción en médicos, enfermeras, psicólogos, acupunturistas, quiroprácticos, practicantes de Shiatsu, los que constatan diariamente cómo Pranic Healing les posibilita sanar a sus pacientes consistentemente, en el menor tiempo posible.

Sin lugar a dudas, una técnica de sanación tan poderosa, proyecta sus límites mucho más allá de las fronteras de la medicina ortodoxa. Es así como miles de terapeutas de Pranic Healing en el mundo, son profesores, maestros y practicantes de otros diversos métodos de sanación energética, lo que les facilita una mayor efectividad, logrando así mejores resultados.

Los requisitos

Una ventaja incomparable de esta efectiva técnica de sanación, es que no exige ningún requisito previo.

Solo bastan las ganas, ya que la capacidad de ser sanadores es un patrimonio de la humanidad y todos contamos con el equipo necesario: nuestro propio cuerpo y nuestra incomparable anatomía energética.